11 octubre 2008

Apuntes sobre la discriminación racial

La discriminación racial es un concepto que suele identificarse con el de racismo y que lo abarca, aunque se trata de conceptos que no coinciden exactamente. Mientras que el racismo es una ideología basada en la superioridad de unas razas o etnias sobre otras, la discriminación racial es un acto que, aunque suele estar fundado en una ideología racista, no siempre lo está. El racismo es una forma de discriminación de las personas recurriendo a motivos raciales, tono de piel, de tal modo que unas se consideran superiores a otras. El racismo tiene como fin intencional o como resultado, la disminución o anulación de los derechos humanos de las personas discriminadas. En el Perú la discriminación y el racismo están estrechamente relacionados.6 En Perú el racismo también está relacionado con otros conceptos con los que a veces suele ser confundido, como el etnocentrismo, los sistemas de castas, el clasismo, el colonialismo, e incluso la homofobia.
El primer antecedente del racismo moderno apareció en el siglo XV en España, con la ideología o doctrina de la "limpieza de sangre". Después de la orden de expulsión de los judíos sefardíes, muchos judíos se convirtieron al catolicismo para gozar de los mismos derechos que los cristianos. Fue entonces que aparecieron los "estatutos de limpieza de sangre", que establecían la investigación genealógica de las personas, con el fin de determinar si las mismas tenían "sangre" judía, "mora" o hereje, impidiendo en estos casos el ingreso a los colegios, posiciones militares, monasterios, cabildos y a la Inquisición. Por primera en la historia vez se utilizaban los conceptos de "raza" y "sangre" como estrategia de marginación. La ideología española de la limpieza de sangre se aplicó también en las colonias en América, aplicándola como justificación de dominación de los españoles sobre los indígenas encomendados, los esclavos secuestrados en el África negra y los mestizos, estableciendo una detallada jerarquía entre razas y las mestizaciones entre ellas, denominadas "castas". El historiador peruano Alberto Flores Galindo, con su obra Buscando un Inca: identidad y utopía en los Andes, fue uno de los primeros en revelar los procesos racistas en América Latina y sus raíces en el orden colonial, particularmente en el Perú. Dentro de la ideología de la limpieza de sangre tal como se desarrolló en las colonias españolas en América, el mestizaje fue un proceso paradójico, prohibido y al mismo tiempo masivo. Los varones españoles solían mantener relaciones sexuales irregulares con las indias encomendadas y las esclavas africanas, a la vez que varones y mujeres indígenas, afroamericanas y mestizos, mantenían relaciones sexuales entre sí. La Corona comenzó entonces a clasificar detalladamente esos mestizajes, "cruzas" o "castas", denominando a cada uno con términos que aún en el presente constituyen fuertes denominaciones racistas: mestizo, mulato, ladino, zambo, cholo, cuarterón, etc.] Los derechos que le correspondían a cada persona estaban estrictamente determinados por su clasificación en una "raza" o una "casta", considerándose superior al español peninsular (nacido en la península ibérica) y en el lugar más "bajo", al esclavo secuestrado en África.
El racismo tiene como fin intencional o como resultado, la disminución o
anulación de los derechos humanos de las personas discriminadas. Apareció en Europa en el siglo XIX con el fin de justificar la supremacía de una supuesta "raza blanca" sobre el resto de la Humanidad.
Al revisar nuestra historia, entendemos cómo las decisiones políticas se han tomado a partir de una exclusión de la población de etnias diferentes a la blanca (andina, amazónica, negra y otras). En 1821, el año en que se declaró la independencia, se oficializó como idioma nacional el castellano, a pesar de que solo lo hablaba el 10% de la población, lo que señalaba claramente una independencia solo para la elite. Del mismo modo, las comunidades indígenas fueron desapareciendo, dejando que los hacendados tomaran sus tierras, empujándolos a una especie de sistema feudal y paternalista. Las diferencias se abismaban cuando se les negó participación política a los indígenas. Solo los hacendados, relacionados directamente con la oligarquía, tenían acceso a los asuntos del poder. En la migración europea, el panorama no cambio: los migrantes fueron absorbidos por las familias criollas, incorporándolos a sus prejuicios. A lo largo del siglo XX, hubo cambios en la sociedad peruana al convertirse en un país centralista. Esto generó la sobrepoblación de Lima, lo que obligo a las autoridades a ejercer ciertas medidas para evitar más migraciones campo-ciudad (una de ellas se originó entre algunos congresistas, quienes presentaron la idea de construir un muro o peaje, que obstaculizara la inmigración andina). De esta manera, el racismo se intensifico en los criollos limeños, quienes se distanciaron de sus lenguas aborígenes.
La discriminación y el racismo en el Perú están estrechamente relacionados; las actitudes, valores y sistemas racistas establecen, abierta o veladamente, un orden jerárquico entre los grupos étnicos o raciales, utilizado para justificar los privilegios o ventajas de las que goza el grupo dominante. Este sistema de valores a forzados a peruanos y peruanas a emigrar de hacia sociedades más tolerantes. Los Estados Unidos ha sido uno de los países de preferencia por los emigrantes peruanos. A ellos ha contribuido el impacto mundial e internacional de los movimiento por los derechos civiles, la actual lucha contra la violencia domestica, y los derechos de las mujeres por igualdad de empleo y salarios. El respecto a la opción de empleo que dignifica al trabajador sin importar la ocupación. La lucha contra SIDA, La defensa y el respecto a la opción sexual, el derecho a la privacidad y el espacio privado, el respecto al individuo como ciudadano entre otros aspectos de la individualidad de cada emigrante. Estos son otros elementos sociales en la preferencia de la diáspora de peruanos y peruanas a los Estados Unidos en la globalización cultural que se ha expandido ha generado procesos de universalización y homogeneización cultural. En la construcción del imaginario sobre la vida en Occidente, el internet funciona como reclamos publicitarios para miles de personas que desean formar parte de este proceso económico y migratorio.
Los procesos migratorios son inherentes a la especie
humana. Nacen del instinto de conservación de la especie que del individuo, y se deben siempre a una evaluación comparativa del entorno donde se vive en cuanto a los recursos y posibilidades con que se cuenta, y de un entorno diferente, en el que existe una percepción de que esos recursos y posibilidades pueden ser mayores y mejores.
Fuente: La Diáspora Peruana autor Jorge Y. Gonzales-Lara
Documento completo en formato
PDF y enlace a los estudios de Jorge Gonzales-Lara

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran blog, muchas gracias.
newegg promo code

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
college loan

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, saludos desde Panama!