27 septiembre 2008

Leyenda de la aparición del Señor de Canchapilca (Lima)

Cuentan que un pastor de ganado estaban cuidando sus cabras en la parte alta
del pueblo, en los primeros días del mes de mayo. Había hecho su carpa cerca de la acequia que regaba el maizal.
Un día, cuando se encontraba pastando sus cabras en el lugar llamado Pumawayín, oyó un ruido como que cortaban leña. Se aproximo curioso y se encontró con un anciano hambriento. El anciano le pidió que le diera un poco de fiambre y el pastor le aceptó. El anciano le causaba mucho respeto.
Al día siguiente nuevamente oyó ese sonido de madera, se acercó y el anciano estaba puliendo la madera que había cortado.
El pastor de cabras, compadecido, le dio nuevamente algo de comer y se retiró con sus cabras. El tercer día le sorprendió al pastor no escuchar ya ningún ruido. Pensando que algo malo [le] pasaría al pobre anciano, se acercó.
Prodigio. Milagro. El pastor se encontró con el Señor crucificado que parecía vivo. Corrió el pastor lleno de pánico hasta el pueblo de Lampián (Canchapilca era sólo un maizal, entonces pertenecía a Lampián). Comunicó lo sucedido a las autoridades.
Todos se pusieron en movimiento, tocaron las campanas llamando al cabildo. Se encaminaron al lugar indicado por el pastor. Encontraron al Señor crucificado y se arrojaron a sus pies.
Intentaron llevar a Lampián por ser capital del distrito, pero el Señor era tan pesado que pidieron más refuerzo al pueblo. Así pudieron llevar hasta cierta distancia, camino a Lampián. Allí descansaron para continuar al día siguiente. Todos se quedaron dormidos y, al amanecer, no estaba ya el Señor crucificado allí, se había perdido. Al buscar por todas las lomas [lo] encontraron por fin en el lugar de su aparición.
Nuevamente, con más gente, con oraciones y muchas flores intentaron llevar a Lampián, pero el Señor se hizo más pesado. Cuentan que de repente comenzó a llover sangre y, en medio de la confusión, otra vez desapareció. Asustados por el milagro del Señor, pensaron que no era la voluntad divina ir a Lampián e improvisaron en dicho lugar una choza. Más tarde, una capilla. Con el correr de los años, trasladaron al altar mayor del templo de Canchapilca.
En aquellos tiempos ese lugar era sólo un maizal de Lampián con pocas chozas.
Los que tenían sus chacras en ese sitio se quedaron y construyeron sus casas. Así, poco a poco, se pobló por milagro del Señor. Así fue el origen de la fundación del pueblo de Canchapilca con su patrón Señor de Canchapilca.
Fuente: La tradición oral del valle de Chancay en 1963 - Alejandro Vivanco, un etnógrafo olvidado autores Alejandro Ortiz Rescaniere y Juan Javier Rivera Andía. La leyenda de la aparición del Señor de Canchapilca (San Andrés de Canchapilca)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones a la persona que publicó está leyenda, pero falta aún especificar más. Gracias

Anónimo dijo...

Sinceramente muchas gracias por haber escrito la historia del Señor de Canchapilca. Cuando era pequeña muchas veces escuché a mi abuelo-que Dios lo tiene en su glori-contarlo y hoy estoy convencida que mi abuela todavia lo recuerda y lo cuenta.
Definitivamente somos hijos de un pueblo milagroso.

Anónimo dijo...

BUENO TAMBIEN MI FAMILIA ES DE CANCHAPILCA.... LA HISTORIA ES MARAVILLOSA EL PUEBLO TAMBIEN.....ESTIMADOS AMIGOS REVISEN EL YOUTUBE Y ENCONTRARAN ALGUNOS VIDEOS QUE HE SUBIDO,,PRONTO TENDRE MAS NOVEDADES SOBRE NUETSRO PUEBLO.... DIFUNDAN NUESTRAS TRADICIONES PARA HACER CRECER NUESTRO PUEBLO por siaca tengo un programa en www.huaralkids.com todos los dias a partir de las 10 p.m. ------EXITOS------

Anónimo dijo...

FELICITACIONES POR ESTE IMPORTANTE ARTICULO, NECESITAMOS SEGUIR DIFUNDIENDO ESTA HISTORIA QUE VIENE DE NUESTROS ANCESTROS, GRACIAS...

ROSA A. CASTRO dijo...

PARA TODO LOS HERMANOS DEL MUNDO QUE QUIERAN VISITAR EL PUEBLO DE CANCHAPILCA, LA FIESTA PATRONAL EMPIEZA ESTE 1RO. DE MAYO Y TERMINA EL CUATRO, SOLO TIENEN QUE VENIR CON AMISTAD, CARIÑO, DEVOCION, HERMANDAD, TRAE TU TRISTESA, TRAE TU ALEGRIA, TRAE TU ESPERANZA, COMPARTE CON NOSOTROS ESTA FIESTA CON HUMILDAD Y CARIÑO.

ROSA A. CASTRO dijo...

TAMBIEN ESTAMOS EN FACEBOOK
CANCHAPILCA